Colegio José Antonio Lecaros

Una rica historia

Corren los años 60 y la familia Rivas Vicuña, hace donación de terrenos, ubicados en la comuna de Estación Central, al Padre Alberto Hurtado de la Compañía de Jesús, quien diseña los planos de lo que hoy es la plaza, la parroquia Jesús de Nazareth y el colegio.

La idea original de crear una escuela para servir a los más vulnerables fue del Padre Ruperto Lecaros s.j. Con financiamiento con familias de buena voluntad se construyeron las primeras salas de clases.

La historia cuenta que junto con la construcción de la escuela, se levantan las primeras poblaciones del sector y con ello aumenta la matrícula y por ende, surge la necesidad de crear nuevos cursos.

En el año 1985 se le confiere la representación legal de la escuela al Padre Guillermo Marshall s.j, que es reemplazado en este cargo al año siguiente por su hermano, el Hno. Eugenio Marshall s.j. Es este quien nombra en el año 1991 a doña Francisca Cox Martínez como directora, y quien asume como representante legal de la escuela en 1996.

El año 2002 se amplía la infraestructura y se construyen nuevas dependencias para dar paso a la Jornada Escolar Completa. Este es uno de los hitos más importantes de la reforma educacional del país.

En marzo de 2005 se constituye Fe y Alegría Chile, en calidad de asociación gremial, reuniendo a fundaciones educacionales con sus escuelas y colegios. El colegio se hace parte de esta red.

En los años siguientes se abrieron las puertas a los más pequeños inaugurando un kinder el año 2006 y pre- kinder el 2007. Dos años después se hace realidad la posibilidad de acompañar a los estudiantes hasta el fin de su período escolar. Esto cuando se abre el primer curso de enseñanza media científico humanista.

En el 2009, el colegio pasa a ser parte de la Fundación Loyola, comenzando una nueva etapa de trabajo colaborativo y en red en la comuna de Estación Central.

Educación jesuita gratuita